19 febrero, 2018

El Andén, un restaurante en Málaga para viajeros que quieren comerse el mundo

/COMUNICAE/

Barceló Málaga basa el concepto de su restaurante en los trenes más míticos de la historia. Este otoño su carta viaja en el Transiberiano

Recetas clásicas que conviven con las últimas tendencias culinarias: así son las cartas de los restaurantes de moda. Los apasionados de la comida tienen un nuevo lugar de encuentro en Málaga: El Andén, -restaurante de Barceló Málaga-, donde cada temporada su carta está pensada para viajar con el paladar sin necesidad de salir del hotel. En su mesa la innovación está asegurada. ¿Cómo? A través de diferentes menús basados en productos de temporada y con un guiño al recorrido de algunos de los trenes más legendarios de la historia.

De China a Rusia, sin necesidad de salir del hotel
Este otoño, la carta de El Andén es un guiño al recorrido del legendario convoy que atraviesa China. Así, el menú Transiberiano ofrece a los huéspedes la posibilidad de sumergirse en un viaje de Rusia a China por los emblemáticos platos de fusión asiática. Gracias a una carta basada en productos típicos de la región como el tartar de salmón con verduras brunoise, la dorada al vapor al estilo cantonés, las giozas con salsa de lima y los huevos orloff con huevas de pez volador. Para aquellos que prefieran carne, no deben perderse el solomillo de cerdo a la Strogonofft y el kum pao de pollo. ¿Y la última parada? Termina el viaje en El Andén con un dulce: los mochi de yuzu y tarta de queso, el biruji de frutas y los cubitos de chocolate negro con interior de bizcocho ruso y nata.

¡Un brindis ruso: Gan bei!
Junto con las últimas tendencias gastronómicas internacionales adaptadas a la cocina local, el huésped podrá disfrutar también en el B-Lounge de una amplia carta de combinados internacionales que evocan lugares lejanos, como la moderna oferta de cocktails Tiki que incluye el Aku-Aku (menta, lima, melocotón, piña y ron), Hala-Kahiki (piña, genjibre y canela) y el Batari bulan (mango picante, pomelo, ron). Todo ello junto a la moderna apuesta de short-drinks, que permite al huésped tomar media copa: versiones de Short-tonics Orient Express o Bloody Japón, un guiño adicional a los viajeros más foodies.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico