20 septiembre, 2017

Se desbordó el Caribe en su Capital

Reinaldo Cedeño Pineda

Cuando el Caribe se suelta no hay nada que hacer. Cuando bate su cintura, repica los cueros, imprega los días de colores y las noches de poesía, solo queda dejarse llevar.

El Caribe es sol y es lágrima y es música. Crisol. Historia común. Es un espacio de convivencia plural de espíritus.

La 37 Fiesta del Fuego inaugurada este 3 de julio sigue avivando las arterias e instituciones de Santiago de Cuba, con el protagonismo de siempre: la cultura popular y tradicional como energía viva de los pueblos.

Bonaire es Caribe

El Festival del Caribe está redescubriendo a Bonaire, pequeña isla a la que se dedica esta “olimpiada cultural”  de cada julio. Estuvo con todos sus colores y toda su energía en el Desfile de la Serpiente. Gigantesco pasacalle de 3 horas que abre y cierra el convite.

También la sufrida, la hermosa, la irredenta, la metafórica, la tierra donde gobierna el rocío y anidan los ciclones, pasó  por las calles santiagueras. Hablo de Haití que esta vez trae el rostro de su alegría.

El Encuentro de Poesía del Caribe y el mundo dentro del Festival lleva el nombre ilustre de Jesús Cos Causse, aquel poeta que dijo que Dios hizo el mar y el poeta, los caracoles.

El evento poético abrió con un homenaje  a un gran poeta y un gran amigo, Pedro López Cerviño, que se nos fue hace poco. El Patio de la Fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas se llenó de versos.

Por su parte, desde las tablas, Fátima Patterson, Premio Nacional de Teatro 2017, regaló el texto y la puesta en escena de “Caballas: descarga onírica entre el deseo y la angustia”. La obra se inspiró en la obra plástica del reconocido escultor y pintor  Alberto Lescay.

En Cuba se suele utilizar el término de “caballa”, como un elogio al vigor, la fuerza, la habilidad, el carácter de una dama. Y si las caballas galopan,  hay sujetarse.

Cuando la mujer habla de sus frustraciones y fulgores, hay que escucharla. Cuando grita o susurra, el mundo se estremece. La mujer es la mitad del mundo y la madre de la otra mitad.

Artistas populares

Artistas populares, bailarines, músicos, escritores, académicos, investigadores y religiosos llegados de las costas y las islas del Caribe, de Europa, de América del Norte, de Latinoamérica, de más allá… todos se aprietan en un haz.

El Festival del Caribe también abogó por los puentes entre Cuba y Estados Unidos.  No al odio ni a los muros. Sí a la luz, que Santiago de Cuba solo sabe abrazar. Hasta el 9 de julio es la fiesta.

La entrada Se desbordó el Caribe en su Capital aparece primero en Viajes 24 horas.

Powered by WPeMatico