Ada Colau: «Hay que premiar el uso del transporte público y abaratar la T-Mes y la T-Jove»

ISABEL SERRANO

  • «El Estado debería destinar un 0,25% del PIB a la financiación del transporte público en las áreas metropolitanas».
  • «No puede ser que la situación de bloqueo institucional de estos últimos años la paguen los ciudadanos».
  • «Este gobierno es el que más ha actuado para hacer frente a la problemática del top manta».
  • Seguridad, vivienda … y pactos, ejes de campaña para el 26-M en Barcelona.

Ada Colau

Ada Colau (Barcelona 1974) es una de las políticas más influyentes en España y forma parte del grupo de alcaldes del cambio. Pertenece a una nueva generación de políticos que, arropados por Podemos y Pablo Iglesias, llegaron a los ayuntamientos «para cambiar la forma de hacer política».

Han sido cuatro años de gobierno en minoría en momentos muy difíciles. Usted llegó a la Alcaldía con un proyecto de ciudad en la cabeza. ¿En qué ha cambiado Barcelona estos cuatro años? Estoy muy orgullosa porque a pesar de haber sido un mandato muy difícil, no solo por gobernar en minoría sino porque hemos tenido seguramente el periodo institucional más complicado de los últimos 40 años, hemos hecho políticas valientes. Tenemos la comercializadora de energía verde y pública más grande del Estado; hemos impuesto multas a los bancos y a los fondos buitre que especulan con la vivienda; perseguido el fraude fiscal; o creado un dentista municipal. No solo son políticas sociales sino que son políticas innovadoras que son una referencia en España y en Europa.

Uno de los ejes de su programa es reducir la contaminación, por tanto el uso del vehículo privado, en Barcelona y su área. Para conseguirlo es imprescindible incrementar el uso del transporte público… Sí, en este mandato hemos sentado las bases, hemos invertido en transporte público, aumentado la edad de la T-16, congelado tarifas… Pero hay que hacer más, efectivamente. Planteamos reducir la tarifa de la T-Mes de los 54€ actuales a 40€, y eso quiere decir premiar el uso habitual del transporte público. Y no nos olvidamos de los jóvenes porque ellos representan la ciudad del futuro y queremos que se acostumbren a vivir la ciudad metropolitana en transporte público y no tengan el coche en sus hábitos. Por eso la T-Jove que ahora es trimestral y cuesta 105€ queremos que sea mensual y cueste 30€, es decir, reducir el precio 15€. Hemos de conseguir que a los jóvenes les salga a cuenta usar el transporte público.

¿Y para la T-16 algún cambio? Queremos ampliar la T-16 de 1 a 3 zonas, por tanto favorecer que para las familias con niños sea más económico desplazarse por Barcelona y su área porque la política cada vez más hay que pensarla en clave metropolitana. Son medidas que han de ir acompañadas de una mayor inversión, un aumento de la capacidad del transporte público y de la frecuencia de paso del Metro a los dos minutos y medio, porque evidentemente hay mejorar el servicio. Y para ello somos conscientes de que hace falta resolver el tema de la financiación del transporte público.

El año pasado ya hubo problemas con la Generalitat para conseguir la congelación de tarifas. ¿Cómo resuelve el tema de la financiación? La Generalitat hace mucho tiempo que tiene una Ley Catalana de Financiación del Transporte Público, que aprobó en el Parlament , y que está aparcada. Solo necesita un reglamento para poder aplicarla. Y el Estado debería destinar un 0,25% del PIB a la financiación del transporte público en las áreas metropolitanas, porque debe cumplir las normativas de la UE para combatir la contaminación. No puede ser que la situación de bloqueo institucional de estos últimos años la paguen los ciudadanos.

Si hablamos de los puntos negros de su mandato, la seguridad ocupa la primera posición. Es evidente que ha empeorado en los últimos años y está usted recibiendo fuertes críticas… Hemos de dar respuesta a dos problemas específicos: uno es el tema del narcotráfico que es un tema internacional y que se instaló en el barrio del Raval, y donde nosotros llevamos tiempo reclamando a la Generalitat que debía intervenir. Lamentablemente el conseller Buch me dijo que no hacía faltan Mossos d’Esquadra, cuando desde 2009 no sumamos ni un solo agente de más en Barcelona. Pero nosotros no nos hemos resignado. Barcelona está trabajando más que nunca: hemos aumentado agentes de la Guardia Urbana, horas extras, y la Urbana ha aumentado un 15% las detenciones. Tras la gravedad de la situación, el conseller Buch se tomó en serio el tema del narcotráfico, se han hecho operaciones conjuntas y se han cerrado 170 narcopisos. La situación de narcopisos está mucho más controlada que el año pasado.

¿Respecto a los robos y hurtos? Es la otra situación específica que tenemos en la ciudad, los robos y hurtos representan más del 90 % de los delitos en Barcelona. Han crecido desde hace un año y medio, ¿por qué? Porque ha cambiado el tratamiento judicial y la reincidencia ha dejado de ser agravante. El resultado es que la Urbana ha aumentado un 15% las detenciones pero entran en el juzgado, pagan la multa y salen porque ya no existe la reincidencia. Así, la solución es más presencia policial: sí, por eso nosotros hemos creado 600 nuevos agentes de Guardia Urbana este mandato y queremos continuar con ese crecimiento sostenido generando 100 plazas nuevas por año, es decir 400 agentes más. Y yo personalmente pedí al conseller de Interior que este verano, de los 500 Mossos d’Esquadra que están en la academia, como mínimo 150 vengan a Barcelona.

Otro de los problemas de la ciudad por el que le llueven las críticas: la gestión del top manta. Este gobierno es el que más ha actuado para hacer frente a la problemática del top manta. Lo digo porque el top manta viene de mucho antes de que llegáramos nosotros, existía en Barcelona y todas las ciudades importantes. Lo que nos hemos de preguntar es por qué existe el top manta, porque en general la gente no se arriesga a vender ilegalmente, a que le quiten la mercancía o que le puedan detener. Las policías locales actúan, pero la gente no desaparece. El problema no es estrictamente policial, hemos de regular la situación de estas personas y que paguen impuestos. Lo que debe es reformar la Ley de Extranjería.

Y las terrazas, ¿será posible acabar la guerra que Colau tiene con los comerciantes? Yo no diría que hay una guerra con el comercio porque nosotros hemos apoyado a los comerciantes. El problema es que existe un gremio que, muy legítimamente, siempre quiere más. En realidad las terrazas han aumentado en este mandato, no hay menos terrazas que hace 4 años. Nadie puede decir que estamos en contra porque hemos resuelto el desastre que nos dejó el gobierno anterior, pactamos una ordenanza y la estamos aplicando. Ahora bien, hay lugares como Ciutat Vella donde el gremio siempre quiere más porque ve una oportunidad de negocio con el turismo. Pero la responsabilidad del ayuntamiento es defender los intereses de todos, y los vecinos de Ciutat Vella necesitan más espacio público.

Hablemos de encuestas. Les dan un empate entre BComú y ERC. Llevan ya unos días de campaña. ¿Qué percepción tiene? Soy optimista y creo no solo que vamos a ganar sino que lo vamos a hacer con más apoyo que hace 4 años. De hecho insisto en pedir a la ciudadanía que se movilice el 26-M porque nosotros no tenemos un gran poder económico que nos apoye –a diferencia de otros– solo tenemos el poder de la gente. Además yo creo que he sido la candidata más clara desde el principio, he dicho que quiero liderar un gobierno progresista en esta ciudad y por tanto descarto cualquier pacto de gobierno con la derecha. Ahora bien, sí que me parece triste que haya dos formaciones progresistas como ERC y el PSC que llevan toda la campaña diciendo que no descartan pactar con la derecha con el objetivo de echarme a mí. Somos la única garantía de que solo si ganamos se puede garantizar un gobierno progresista.

¿El resultado del 28-A puede ayudar? Nosotros hemos trabajado para hacerlo posible en España, apoyamos una moción de censura y le dimos la presidencia sin pedir nada a cambio a Pedro Sánchez. Queremos un marco estable de diálogo y dejar al margen esas políticas tan duras de represión del PP. En ese nuevo marco de gobierno progresista que habrá en España, ofrecemos nuestra participación, y quiero lo mismo para Barcelona.

Ir a la fuente
Author: ISABEL SERRANO

Powered by WPeMatico