B-FY desembarca en el sector educativo para atajar el creciente fraude en la formación online

/COMUNICAE/

Identificar al alumno con tecnología de identificación omnicanal disminuye más del 50% la posibilidad de sufrir ataques informáticos. Según Gartner, implementar la identificación sin contraseña es una prioridad para las empresas a nivel global. A medida que los exámenes y trámites educativos en línea se popularizan, verificar la identidad de las personas se hace cada día más imprescindible

La firma tecnológica española B-FY ha desarrollado una solución que utiliza la biometría de las personas para combatir el fraude en la formación online, un sector donde participan el 27% de ciudadanos de la UE de entre 16 y 74 años, según un informe realizado por Global Market Insights. La creciente popularidad de la educación en línea dificulta mantener unos estándares de seguridad adaptados a la situación actual, poniendo en riesgo la seguridad de los datos de las empresas (por la pérdida de contraseñas de un estudiante) y facilitando el fraude. Entre los casos más frecuentes destaca pagar una matrícula y cursar la formación varias personas o suplantar la identidad de otra persona en los exámenes.

El novedoso protocolo de identificación biométrica de B-FY, que surge tras más de cinco años de investigación y desarrollo de la antigua Biocryptology, identifica universalmente a los estudiantes, elimina los crecientes riesgos de fraude por suplantación de identidad y ofrece las máximas garantías de protección y privacidad de los datos del usuario. Basta con utilizar los datos biométricos personales que ya se tienen en el móvil, para acceder a aquellos servicios en los que se deba ser identificado previamente, de forma rápida y sin riesgo de suplantación o pérdida de contraseñas.

Los problemas de seguridad informática están a la orden del día en todo el mundo y generan pérdidas millonarias a las empresas. El pasado año se gestionaron 109.126 incidentes relacionados con ciberseguridad en España, según el balance anual del Incibe (Instituto Nacional de Ciberseguridad). Casi una tercera parte (28,60%) corresponden a casos de fraude, entre ellos, la suplantación de identidad y el uso de servicios tecnológicos por usuarios no autorizados. Asimismo, el coste de los ciberataques se ha duplicado en el último año y ronda los 105.000 euros de media para las empresas, que además dejaron de estar operativas durante un tiempo y perdieron clientes como consecuencias de los ciberataques. Por su parte, Gartner considera la modalidad Passwordless Authentication como una prioridad de implementación para las empresas a nivel global en su informe «Impact Radar for 2022», que aborda las tecnologías emergentes y tendencias digitales.

El cambio de paradigma y la pandemia ha transformado las vías de aprendizaje a una velocidad de vértigo. La mayoría de instituciones en el sector de Servicios Educativos están adoptando un sistema híbrido que combina clases presenciales y remotas, pero sus estructuras online suelen tener recursos limitados para proteger sus plataformas, lo que dificulta la identificación de personas no autorizadas que se infiltren en la red. De ahí la importancia de soluciones de seguridad que garanticen la protección y privacidad de los datos de los usuarios.

Con B-FY, la biometría no viaja, permanece siempre en el móvil, con lo que el riesgo de robo de datos sensibles se reduce enormemente. Con ello disminuye al menos un 50% el riesgo de ciberataques y permite a los centros educativos comprobar la identidad real de la persona inscrita en su curso a la hora de realizar su examen, rastrear la asistencia, mejorar los procesos de matriculación y un sinfín de aplicaciones seguras.

Miguel Abreu, CEO de B-FY, ha comentado que «esta estrategia de experiencia total, basada en una identificación precisa y fácil, representará un factor diferencial en el sector educativo», durante su intervención en el primer encuentro profesional TECH & eLEARNING SUMMIT, realizado en el Instituto de Estudios Bursátiles de Madrid. Para Abreu, la identificación es clave «porque si no es posible conocer quién es la persona con la que se interactúa, será difícil mantener unos estándares de seguridad adaptados a la situación actual.»

La solución de Identificación como Servicio sin contraseña (IDaaS) de B-FY ha demostrado ya su eficacia en otros sectores. Por citar algún ejemplo, en salud permite que los pacientes puedan acceder a todos sus servicios con una simple verificación biométrica desde su dispositivo móvil, que se puede usar en todo el ciclo de atención médica. En el caso de los servicios financieros, tanto banca online como tradicional, la compañía les brinda acceso seguro a servicios electrónicos, sucursales físicas, aplicación móvil y más a través de una experiencia de cliente no invasiva.

Acerca de B-FY
B-FY es un nuevo protocolo de acceso que identifica universalmente a los clientes, elimina el fraude y protege la privacidad de los datos. Su oferta de identificación como servicio (IDaaS) utiliza las capacidades de reconocimiento biométrico que hoy brindan los dispositivos móviles para identificar de manera fehaciente a las personas. El protocolo de identificación utilizado ofrece las máximas garantías de protección y privacidad de los datos del usuario con el objetivo de eliminar el fraude por suplantación de identidad, al identificar de manera inequívoca a las personas. Su CEO, Miguel Abreu, cuenta con más de 21 años de experiencia en el ámbito tecnológico y en los últimos 14 años ha desempeñado posiciones de liderazgo en fabricantes de software de rápido crecimiento. Más información en www.b-fy.com/es

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico