Beneficios del masaje que se deben conocer, por ASIAN WELLNESS

/COMUNICAE/

Beneficios del masaje que se deben conocer, por ASIAN WELLNESS

La terapia de masaje es la manipulación sistemática y estratégica de los tejidos blandos del cuerpo humano para producir un estado de relajación, así como para aliviar el dolor, el malestar, la ansiedad y la fatiga

¿Cuáles son los diferentes tipos de masaje?

Hay muchos tipos diferentes de masajes sensitivos, pero aquí están algunos de los estilos de masaje terapéutico más comunes:

  • El masaje sueco o el masaje relajante es ideal para relajarse. Durante este masaje, el terapeuta puede intentar utilizar movimientos largos, amasados y circulares más profundos.
  • El masaje de tejidos profundos implica un poco más de presión con movimientos más lentos diseñados para llegar a las capas y tejidos musculares más profundos. Este puede ser el tipo de masaje que solicite cuando hay una lesión.
  • El masaje deportivo es muy similar al masaje sueco. Los deportistas que se recuperan de una lesión y los que quieren prevenirla pueden encontrar beneficios en este tipo de masaje.
  • El masaje de puntos gatillo se centra en las zonas en las que hay opresión y tensión, se trabaja para aliviar esta presión.
  • Los automasajes pueden ayudar a aliviar la tensión y a controlar el dolor después del ejercicio.

¿Cuáles son los beneficios del masaje?
Los beneficios del masaje, se conocen y se utilizan desde hace siglos, como un sistema de cuidado muy antiguo y natural.

A continuación, se propone descubrir algunos beneficios del masaje para combatir el estrés y los efectos negativos que se tiene en el organismo.

Hay que tener en cuenta que, en el mundo actual, donde todo es estrés y responsabilidad en el trabajo, en casa y en la escuela, donde la situación económica y la salud de la población dejan mucho que desear, es importante dedicar tiempo a cuidarse y a la salud.

1. Alivio del estrés y relajación
El principal beneficio de la terapia de masaje es el alivio del estrés. Se necesitan más investigaciones para determinar con exactitud en qué medida la terapia de masaje reduce las hormonas del estrés, como el cortisol, pero las pruebas anecdóticas sugieren que el masaje puede ayudar a reducir el estrés y fomentar la relajación.

2. Intimidad en la pareja
El contacto físico hace algo más que hacerte sentir bien. Varios estudios sugieren que el contacto físico puede reducir la presión arterial y aumentar hormonas como la oxitocina.

Un estudio demostró que los masajes que se dan las parejas son beneficiosos tanto para quien los da como para quien los recibe. Así que, aunque no se busque un masaje médico, si se tiene una pareja y se desea estrechar lazos, no es mala idea realizar un masaje sensitivo.

3. Alivio del estreñimiento
Al sufrir de estreñimiento u otros problemas digestivos, un masaje estomacal podría ayudar a aliviar algunas de las molestias.

Según un estudio realizado se ha descubierto que los masajes abdominales ayudaban a las personas con estreñimiento postoperatorio a mover el intestino y sentirse mejor.

4. Controlar el dolor de la fibromialgia
Las personas con fibromialgia padecen dolor crónico, así como síntomas relacionados con el sueño, la memoria y el estado de ánimo. Aunque la terapia de masaje no es una cura para la enfermedad, puede ser un tratamiento complementario (junto con la medicación, el asesoramiento y la fisioterapia).

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en algunos casos la terapia de masaje puede empeorar el dolor.

5. Alivio del dolor de cabeza por tensión
Un dolor de cabeza, o de concentración, puede sentirse como una banda de música alrededor de la cabeza. La causa no se conoce del todo, pero hay pruebas de que el masaje puede aliviar este tipo de dolencia.

Por lo tanto, el masaje ayuda a aliviar la tensión muscular en la cabeza, el cuello y los hombros.

6. Insomnio (relacionado con el estrés)
Como se ha mencionado anteriormente, los masajes reducen el estrés y ayuda a promover el sueño, aunque hay otros hábitos del sueño como: la reducción del tiempo de pantalla antes de dormir.

7. Manejar el síndrome de dolor miofascial
El síndrome de dolor miofascial es una afección crónica en la que la presión sobre los músculos puede causar dolor (a veces en lugares aparentemente no relacionados). Aunque no existe una cura para este problema, algunos pacientes encuentran beneficioso que un fisioterapeuta o un masajista trabaje en las zonas donde sienten dolor para aliviar la tensión muscular.

8. Dolor y tensión muscular
Cuando los músculos están doloridos e inflamados, un masaje puede ayudar a que la sangre fluya a la zona (y promover la recuperación).

9. Alivio temporal de la artritis y el dolor articular
La artritis consiste en la inflamación y el dolor de las articulaciones. Cuando el masajista amasa y masajea los músculos, la sangre fluye hacia las articulaciones, lo que puede proporcionar un alivio temporal.

Asegurarse de mencionar que se padece de artritis antes de una sesión de masaje para que el terapeuta pueda explicar cómo pueden trabajar juntos.

10. Los masajes también alivian el dolor
Al mejorar la circulación, los nutrientes y el oxígeno llegan rápidamente a las zonas que los necesitan. También reducen la inflamación y mejoran la cicatrización de las heridas.

11. El toque de la mano del masajista profesional debe ser agradable para regular y aliviar la tensión psicofísica. Por otro lado, los masajes mejoran la elasticidad de la piel para que vuelva a ser suave y flexible.

¿Cuándo se debe evitar el masaje?
Es mejor evitar los masajes en los siguientes casos:

  • Un estado febril,
  • Lesiones recientes,
  • Lesiones musculares,
  • Heridas no curadas,
  • Enfermedades infecciosas,
  • Venas varicosas avanzadas,
  • Infecciones de la piel.

Una vez que se haya determinado exactamente lo que se espera obtener de las sesiones de terapia de masaje (ya sea por manejo de dolor o simplemente una experiencia de relajación), se sentirá más relajado, desestresado y con buen cambio de humor.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico