Black Friday: consejos de Roams para no pagar de más

/COMUNICAE/

Cada vez son más los sectores que se suman al Viernes Negro de las compras: telefonía, energía, tecnología e incluso el de las finanzas

Durante el Black Friday se reciben gran cantidad de mails con las ofertas más llamativas para comprar. Y de todo tipo de sectores. Aunque la tecnología siempre ha sido siempre la gran estrella en la fiesta de las compras, ahora cada vez son más las ofertas que se pueden encontrar de cualquier ámbito como la moda, el calzado, la cosmética e incluso otros como el sector mobiliario, el energético o el de las telecomunicaciones. 

En general, el Black Friday se suele aprovechar para adelantar las compras de Navidad y conseguir alguna rebaja en la cartera. Los secadores y las planchas de pelo suelen ser uno de los productos más demandados en estas fechas, junto a otro tipo de dispositivos electrónicos como smartphones o tablets. E incluso el sector financiero también se suma cada vez más a la fiesta de las compras. Por ejemplo, BBVA da la oportunidad a nuevos clientes de recibir 50€ si se contrata la cuenta online de la entidad, que no tiene comisiones. Para ello, únicamente es necesario gastar 50 euros con la tarjeta de débito asociada a la cuenta. Y, por su parte, el Banco Santander regala 20€ con la tarjeta de crédito y, en este caso, hay que gastar, al menos, 100 euros. 

El Viernes Negro también puede ser un buen momento para ahorrar dinero a la hora de comprar, por ejemplo, productos de mobiliario para casa si se está renovando. Para este escenario económico algo más elevado, puede ser que se necesite algún tipo de financiación. Y es que tan importante es acceder a este tipo de ofertas, como poder afrontarlas. Y aquí es donde es importante tener cuidado: si se acaban fraccionando los pagos con tarjeta de crédito, puede que los intereses que acabemos pagando sean superiores que el descuento que tiene la oferta en sí. 

«Es importante tratar de pagar la totalidad de la oferta al momento, y en caso de que no sea posible y se tengan que aplazar los pagos, tratar de usar el medio de pago que menor cantidad de intereses cobre«, manifiesta Pablo Vega, especialista financiero en Roams, plataforma web especializada en asesoramiento sobre finanzas personales. Para ello, se pueden aprovechar ofertas específicas de entidades como es el caso de Bankinter, que ofrece aplazamientos de pago al 0% para compras realizadas hasta el 29 de noviembre y siempre que:

  • El importe sea superior a 90 euros 
  • El aplazamiento esté entre 3 y 6 meses 

O tratar de recurrir a tarjetas de crédito que permiten ciertos aplazamientos sin intereses durante todo el año.

También es importante aludir en estos casos a la seguridad de las compras. El Black Friday se ha convertido en un evento de compras esencialmente digital. Recuerda actuar siempre con seguridad en tus pagos, para lo que puedes utilizar plataformas con certificados de autenticación como PayPal, o contar con una tarjeta prepago digital que puedes solicitar de forma independiente o en la entidad bancaria (una tarjeta monedero) y que puedes ir recargando exclusivamente con el dinero que vas a gastar. 

Por tanto, para saber si una oferta del Black Friday sale a cuenta o no, hay que fijarse en varios aspectos. Entre ellos, el precio actual del producto y también la evolución que ha tenido en los últimos meses, pero también la forma en la que se decide hacer el pago. Además, ¡recuerda!, es importante tener un presupuesto cerrado e intentar, en la medida de lo posible, hacer una lista de todos aquellos productos y/o servicios que realmente se necesitan para no caer en ofertas trampa.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico