Cinco planes originales para disfrutar de Bruselas en otoño

/COMUNICAE/

Recorrer la ciudad de la mano de un local, desde la perspectiva que ofrecen los tejados de una granja o incluso descubrir Bruselas a la carrera, son algunas de las posibilidades que propone Turismo de Bruselas para disfrutar de la capital belga en otoño

A la diversa, y cada vez más numerosa, oferta cultural y de actividades que ofrece Bruselas habitualmente durante todo el año, se le suman experiencias que permiten descubrir la capital belga desde una perspectiva más original. Para quienes hayan estado en Bruselas en más de una ocasión, o para quienes quieran descubrirla por primera vez, estos cinco planes ofrecen la oportunidad de disfrutar de Bruselas de una forma diferente. Y el otoño es el momento ideal para hacerlo.

Tras los pasos de un bruselense: Los Greeters de Bruselas
Los Greeters son apasionados bruselenses que actúan como guías voluntarios para ayudar a la gente a vivir la ciudad como un local. Proponen visitas adaptadas a sus intereses, a pie o en bicicleta, en un ambiente amistoso y relajado. Son perfectos para encontrar las direcciones y los mapas que sería casi imposible encontrar en una guía turística.

Del arte callejero a las batallas que crearon Bruselas…
Visitas originales ideadas por un apasionado de la ciudad: este es el concepto de Brussels By Foot, que ofrece seis recorridos basados en temas tan variados como los bruselenses que influyeron en su época, el arte del metro e incluso los escenarios del crimen. Son perfectos para salirse de los caminos trillados.

Bruselas mientras corres
Explorar la ciudad mientras se hace deporte es la combinación ganadora que ofrece City Runs. Se puede elegir entre 17 rutas temáticas, que pueden hacerse en grupo, en solitario o corriendo. Y aunque no se esté preparado para un maratón, los guías se adaptan al ritmo de cada participante.

Bruselas desde el metro
Dentro de la ecléctica oferta de visitas de Klare Lijn, «Arte en el metro» ofrece la oportunidad de descubrir bajo tierra la red interurbana STIB, considerada una de las más artísticas del mundo. Una visita para descubrir el arte, así como la historia que se despliega junto a las estaciones, presentando el metro de Bruselas como un diario íntimo y artístico de la ciudad.

¿Una visita a la granja?
Situada en los tejados del popular barrio del matadero de Anderlecht, la granja suspendida BIGH cultiva sus propias verduras y hierbas e incluso cría truchas asalmonadas. Estos productos se pueden encontrar en algunas tiendas de la ciudad. Es un paraíso verde de invernaderos y jardines abiertos con una increíble vista de la ciudad.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico