Cirugía torácica mínimamente invasiva

/COMUNICAE/

El robot Da Vinci xi del Hospital Ruber Internacional se aplica con óptimos resultados en la cirugía de cáncer de pulmón

Cada 17 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Pulmón para dar visibilidad y tomar conciencia de esta enfermedad, destacando los factores de riesgo, así como la detección precoz y tratamiento. El cáncer de pulmón es el cáncer más común en todo el mundo y afecta tanto a hombres como a mujeres. De ahí la importancia de su prevención evitando los posibles factores de riesgo, fundamentalmente el consumo de tabaco.

La cirugía pulmonar es el tratamiento más radical contra esta enfermedad y el que más probabilidades de curación brinda a los pacientes, particularmente en las fases iniciales de la enfermedad. Los últimos avances en las técnicas de abordaje mínimamente invasivo permiten mejorar el pronóstico del cáncer de pulmón y la calidad de vida del paciente.

En el Hospital Ruber Internacional se ha puesto en marcha recientemente con óptimos resultados, el nuevo Equipo de Cirugía Torácica Robótica y al frente se encuentra el doctor Francisco Javier Moradiellos, experto cirujano en técnicas avanzadas en cirugía torácica y pionero en España en cirugía torácica robótica.

“El sistema Da Vinci xi es un robot quirúrgico con la última tecnología aplicada a la cirugía torácica. Es el equivalente de tener unas «manos en miniatura» dentro del tórax, permitiendo más capacidad de manipulación y de movimientos fijos, precisos y seguros que la de la mano humana, conservando los principios de la cirugía mínimamente invasiva. Realizamos la intervención desde una consola que proporciona una visión inmersiva en tres dimensiones y alta definición, imposible de lograr mediante videotoracoscopia convencional”, explica el doctor Moradiellos.

Según este experto la cirugía torácica robótica es la evolución de las técnicas de cirugía mínimamente invasiva que permiten realizar intervenciones complejas con pequeñas incisiones, preservando al máximo los tejidos y con una recuperación acelerada con menos molestias. “Todo ello se realiza sin abrir el tórax, sin separar las costillas y operando a través de pequeños orificios”, afirma el doctor.

Frente a la cirugía torácica convencional, “la cirugía torácica robótica ha demostrado una serie de ventajas para los pacientes, como estancia hospitalaria más corta, menos dolor posoperatorio y mejor calidad de vida psicológica tras la intervención”, destaca.

El jefe del Equipo de Cirugía Torácica Robótica del Hospital Ruber Internacional asevera que la precisión y seguridad de la cirugía robótica son aplicables tanto a enfermedades torácicas benignas como malignas. “En general, todos los casos susceptibles de ser tratados con cirugía videotoracoscópica pueden ser abordados mediante cirugía torácica robótica. En cualquier intervención torácica cuyo objetivo sea la extirpación total del tejido tumoral, siguiendo todos los criterios oncológicos establecidos, debe considerarse la posibilidad de la cirugía robótica. En el Hospital Ruber Internacional hemos tenido varios casos de cirugía robótica en cáncer de pulmón con excelentes resultados”, subraya Moradiellos.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico