El gabinete del doctor Obiols

La figura del médico humanista, interesado en asuntos que desbordan sus competencias, como el arte, la literatura o la música, no pasa por sus mejores momentos en Barcelona. Yo solo cuento con uno de ellos entre mis amigos, el psiquiatra Jordi Obiols, al que llevaba tiempo sin ver cuando decidí llamarle para que me hiciera de cicerone de la exposición – comisariada por él mismo, quién mejor?-, que la Fundació Joan Brossa ha dedicado a su padre, Joan Obiols i Vié (Granollers, 1919 Port Lligat, 1980) y a su legado psiquiátrico y cultural. Nada más verle le pregunté por María, la mítica cocinera de la familia Obiols, la que le preparaba a Joan Brossa unas exquisiteces que el poeta solía despreciar para conformarse con una verdurita (en un viaje con ObiolsBrossa se negó a alojarse en el Negresco y no paró hasta que le encontraron una pensión churrosa): sigue viva, afortunadamente, pero jubilada, lamentablemente.

Seguir leyendo….

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico