El Govern estudia impedir la contratación instantánea de Uber y Cabify

El decreto del Gobierno de Pedro Sánchez para regular las licencias de alquiler de vehículo con conductor, las denominadas VTC, daba un plazo de cuatro años a las empresas antes de que la Administración pueda empezar a reducir sus flotas. Era un modo de compensar la inversión realizada por estas compañías. Pero otorgaba a las autonomías la posible legislación regional sobre horarios y explotación del negocio. Catalunya se lo ha tomado al pie de la letra y prepara un reglamento que, de desarrollarse en su versión más ambiciosa, podría perpetrar un serio daño en la línea de flotación de Uber y Cabify en Barcelona. Y si no el acabóse, sí una seria amputación de sus aspiraciones, ya que está sobre la mesa la posibilidad de obligar a los clientes a solicitar el servicio con varias horas de antelación. El taxi, además, mete prisa: «O hay concreción este viernes, o volvemos a la guerra«. 

Seguir leyendo….

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico