El Parlament aprueba la primera ley del Govern de esta legislatura: restituir la Agencia Catalana de Salud

AGENCIAS

  • El pleno de la cámara catalana la ha aprobado este miércoles por unanimidad.
  • El gobierno de Quim Torra ha tardado 14 meses en aprobar su primera ley.

Pleno del Parlament.

El pleno del Parlament ha aprobado este miércoles por unanimidad el proyecto de ley de creación de la Agència Catalana de Salut Pública, que restituye la personalidad jurídica de este organismo que fue suprimido en 2014, lo que supone la primera ley impulsada por el Govern que se aprueba en esta legislatura.

La legislatura del Parlament comenzó en enero de 2018, pero hasta mayo de ese año no se formó el Govern de Quim Torra, que ha tardado 14 meses en aprobar su primera ley.

Hasta ahora la Cámara catalana no había aprobado ningún proyecto de ley a propuesta del Ejecutivo, ya que hasta ahora todas las iniciativas legislativas que había aprobado el Parlament habían sido a iniciativa de los grupos.

Con esta ley, se crea de nuevo la Agència Catalana de Salut Pública como un organismo autónomo con personalidad jurídica propia, después de que fuera suprimido como ente en 2014 por el Govern de Artur Mas.

Así, la agencia recupera la autonomía administrativa con funciones ejecutivas y de gestión de los servicios de salud pública, y tendrá la función de ejecutar las políticas de salud de manera coordinada con las consellerias y organizar las actuaciones de los centros sanitarios, entre otras.

Debate

El diputado de Cs Jorge Soler ha celebrado que se recupere la agencia porque lo ve «una buena medida para implementar la salud a todas las políticas», pero ha cuestionado que el Govern esté priorizando la sanidad y ha pedido una ley para revertir las listas de espera.

Marta Ribas (comuns) ha considerado muy importante que se recupere la agencia, ya que dice que su supresión contó con la oposición unánime de todo el sector de la salud pública, pero ha advertido de que «costará recuperarse de cinco años perdidos» y ha pedido que se acompañe de un presupuesto superior al que había antes de los recortes.

La socialista Assumpta Escarp ha recriminado al Govern que sea la primera ley aprobada en esta legislatura, pero ha celebrado la restitución de la Agència Catalana de Salut Pública y ha defendido que «vuelva a tener capacidad, agilidad y sea capaz de adaptarse y abordar los nuevos retos» de la sociedad.

El ‘cupaire’ Vidal Aragonés ha reconocido el trabajo de la Conselleria de Salud, pero ha criticado al resto de consellerias que no tengan la misma voluntad de diálogo con los grupos, y ha exigido que la restitución de la agencia vaya «acompañada de financiación».

Además, el diputado del PP Santi Rodríguez ha sostenido que la recuperación de la agencia no debería ser una de las prioridades de la sanidad pública porque cree que hay otras medidas más urgentes, pero que es una «buena herramienta».

Por parte de ERC, Gemma Espigares ha agradecido a los grupos la colaboración y las aportaciones hechas para elaborar la ley, y ha pedido hacer «entre todos el seguimiento que toca», mientras que Josep Riera (JxCat) ha abogado por que la restitución de la agencia sirva para preservar un sistema de salud pública modélico.

ERC presiona a JxCat para pactar en la Diputació de Barcelona

El presidente del grupo de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha dado por hecho este miércoles que los comunes se abstendrán en la votación del presidente de la Diputació de Barcelona si un «partido de derechas» participa del gobierno del ente supramunicipal.

En declaraciones a los medios, Sabrià ha emplazado a JxCat a decidir si quiere que la Diputació quede en manos del «soberanismo o del PSC». El republicano ha asegurado que «no hay excusas» y ha dicho que la propuesta que ERC hace a JxCat cuenta con el apoyo de TxT y que, por lo tanto, «no se puede superar con otras alternativas».

Sabrià ha dicho que si JxCat «prioriza las sillas» les podrían ceder la presidencia de la Diputació de Barcelona. También ha indicado que ERC y JxCat mantienen reuniones en las últimas horas aunque son «sin avances significativos».

Los republicanos prevén llevar al pleno como candidato a la investidura al actual vicepresidente de la Diputació, Dionís Guiteras. Eso sí, en caso de que lleguen a un acuerdo con JxCat puede cambiar «hasta en el último momento».

Sobre la demanda de JxCat de revertir los acuerdos municipales con el PSC, Sabrià ha pedido dejarlos de lado y centrarse en la Diputació de Barcelona. «En todos los casos hay un independentista al frente», ha comentado respecto a los pactos municipales. Ha evitado echar en cara acuerdos de JxCat en consejos comarcales que dejan fuera a ERC.

Durante su intervención con la prensa, ha dicho que quedan  menos de 24 horas para el pleno de la Diputació de Barcelona y que todavía hay tiempo para «revertir» el pacto JxCat-PSC. «Queda en manos de JxCat decidir si quieren una presidencia soberanista o comenzar con el experimento de la sociovergencia que el país ya conoce y no nos hace avanzar nacionalmente», ha explicado.

El republicano ha afirmado que cuando el país avanza es cuando «se suma la gente de la CUP, JxCat y ERC y se acerca a los entornos de los comunes». Con todo y con ello, ha reconocido que «no es la mejor de las situaciones» para el Govern en un escenario donde el acuerdo entre JxCat y PSC tire adelante.

Ir a la fuente

Powered by WPeMatico