El símbolo de la primavera

La imagen más directa que evoca  el resurgir de la naturaleza por primavera son los huevos, la eclosión de lo que está naciendo. Lo sabían los zares, que se hacían fabricar unos en forma de joya firmados por Fabergé, mientras que el resto de la humanidad creaba una cocina fundamentada en lo que la primavera da en exceso: huevos rellenos, huevos mimosa, huevos para las monas. Los de chocolate son el equivalente a los Fabergé para niños.

Seguir leyendo….

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico