«Hijos de Orobriz» abraza los nuevos tiempos actualizando su inconfundible esencia clásica

/COMUNICAE/

La joyería sevillana, nacida en 1976, se digitaliza reivindicando sus señas de identidad para seguir creciendo en el mercado nacional e internacional

Orobriz, la emblemática joyería en Sevilla, presenta al público su decidida apuesta por la digitalización, dentro de la profunda actualización de la firma que está llevando a cabo la tercera generación de esta empresa familiar. Este proceso de modernización bajo el nombre de “Hijos de Orobriz” se cristaliza en su nueva web, así como con una imagen y comunicación renovadas.

Hijos de Orobriz, en todo caso, no olvida las señas de identidad de la marca, sino que siguen presentes a lo largo de sus cuatro grandes colecciones: Siglo de Oro, en su vertiente más arraigada, donde destacan sus hermosas pulseras de oro para mujer; Oro de Indias, dirigida a un público más joven a través de un diseño de anillos de oro y pendientes de oro para mujer; La Duquesa, donde sus elegantes pendientes de plata son los grandes protagonistas; y Rayo de Luna, que brilla con luz propia gracias a elegantes anillos de diamantes para mujer.

Así pues, Hijos de Orobriz se define de un modo inequívoco a través de su nuevo eslogan: “Orgullosamente clásicos”. Porque, aunque no pierde de vista las nuevas necesidades y preferencias del público, conserva con pulso firme todo aquello que define su inconfundible esencia.

Una esencia que es fruto de un valioso legado familiar, labrado durante más de cuatro décadas a golpe de diseño, elegancia y personalidad. Toca remontarse a mediados de los años 70, cuando Venancio y Carmen -un matrimonio de Sevilla con raíces salmantinas- hicieran realidad su visión emprendedora a partir de una sólida convicción: una joya debería estar al alcance de todo el mundo.

Tres generaciones más tarde, aquella joyería del centro de Sevilla, nacida en la calle Alcaicería -cercana a la Iglesia del Salvador-, no ha hecho sino crecer y crecer gracias a una gama de artículos con un denominador común: la excelencia. El otro factor diferenciador siempre fue -y continúa siendo- su exquisito trato y atención al cliente, tanto en sus tres tiendas físicas actuales (situadas respectivamente en las calles Arroyo 49, Asunción 51 y San Eloy 37) como de manera online a su creciente mercado nacional e internacional.

Venancio, presidente de Hijos de Orobriz, reivindica esta apuesta: “Estamos muy orgullosos de la renovación generacional que se ha llevado a cabo en el negocio familiar, y también de mantener un estilo clásico a la vez que nos actualizamos en todas las áreas gracias al empuje y la ilusión de las nuevas generaciones”.

Hijos de Orobriz, de esta forma, eleva su mirada al presente y al futuro llevando el aroma y la esencia de Sevilla a todas sus joyas.

Web: Joyería Online – Hijos de Orobriz

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico