Innovación como valor empresarial de alto rendimiento en el sector AEC

/COMUNICAE/

El sector AEC no puede anclarse. La renovación y la transformación ha de llevarse a cabo implementando tecnología disruptiva e innovadora, sólo así es posible garantizar el éxito y la rentabilidad empresarial. Eadic, se centra en la aceleración de los profesionales, aportando formación innovadora, desarrollo de cualidades y aptitudes de cara al mercado profesional

Las categorías de innovación, según EADIC, son cinco: nuevas formas de producir, nuevas propuestas de valor, nuevas formas de entregar, nuevos clientes y experiencias o nuevos modelos de negocios. 

En esta sociedad tan competitiva, conocer y utilizar la tecnología adecuada del segmento de mercado en el que se trabaja es indispensable y clave para garantizar el éxito y la rentabilidad. La transformación permanente y la adaptación continua son claves para afrontar y dar una respuesta eficaz a las nuevas necesidades. Invertir en innovación no solo es invertir recursos para alcanzar un mejor resultado y ventajas competitivas en el mercado, sino que invertir en futuro y aportar un valor añadido al negocio.

En la planificación empresarial, la innovación es un eje prioritario y motor impulsor del desarrollo y crecimiento hacia la competitividad y el alto rendimiento en un mercado cada vez más exigente. En este sentido, desde EADIC, afirman que la innovación dentro del sector AEC, ha sido un territorio sin conquistar, pues durante años los proyectos han seguido desarrollándose mediante premisas tradicionales, sin darle un espacio directo a la innovación. Este hecho ha generado una notable desventaja respecto de otras industrias que se han esforzado por tener como objetivo la innovación. Es por ello que surge la necesidad de incorporar dentro de la industria AEC la mejora continua y sostenible en el tiempo que permita innovar y desarrollar soluciones a mediano y largo plazo.

Innovar, exponen desde EADIC, no es un proceso rápido o sencillo, es más bien un proceso de transformación que se adecua, a las demandas que presenta el mercado día a día, vinculando la solución a estas demandas mediante el uso de la tecnología, la ciencia, la creatividad e incluso considerando las características de quienes recibirán el producto de la innovación se logrará el objetivo, ya que uno de los pilares de la innovación es poder prestar un bien o servicio de una mejor calidad y que resuelva de manera más sencilla a como se abordaba anteriormente la solución a un problema».

El verdadero reto de una empresa es definir cómo innovar más rápido que la competencia, por tanto, es necesario conocer los elementos que componen un proceso de innovación. En el proceso de innovación existen diferentes etapas: identificar oportunidades, generar ideas creativas, evaluar las ideas, seguimiento, lanzar y comunicar y, por último, desarrollar el proyecto de innovación. Las categorías de innovación, según EADIC, son cinco: nuevas formas de producir, nuevas propuestas de valor, nuevas formas de entregar, nuevos clientes y experiencias o nuevos modelos de negocios.

Es cierto que no todas las personas nacen con el talento innato de innovadores, este puede adquirirse con aprendizaje y conocimiento. La formación es una etapa esencial para conseguir y desarrollar competencias en materia de innovación. EADIC, en sus programas y másteres, apuesta por enseñar en el currículum educativo con contenidos transgresores, pero también por transmitir habilidades y conocimientos transversales de: aprendizaje constante, planificación, organización, liderazgo, iniciativa, proactividad o innovación empresarial entre otras. Capacidades y aptitudes que no sólo se aplican en la ingeniería, sino que pueden utilizarse en cualquier profesión o actividad. La innovación educativa va más allá de los roles profesorado y alumnado, exige compromiso educativo y una transformación de la enseñanza, de las personas, del conocimiento, de los procesos y de la tecnología.

La innovación empresarial conlleva creatividad, iniciativa, proactividad, mejora continua, etc. La importancia de la innovación radica en mejorar la operatividad, incrementar la productividad, abrir nuevos nichos de mercado y responder con eficacia a la demanda de los clientes. Una estrategia empresarial exitosa requiere plantear y diseñar el negocio de manera operativa y rentable, adaptándose a las necesidades, implementando las nuevas tecnologías y exigencias del mercado en tiempo y forma. La innovación es un valor empresarial de alto rendimiento. Resulta imprescindible que las empresas innoven para desarrollarse, optimizar recursos y crecer.

EADIC: Escuela de formación pionera en el desarrollo de programas BIM adaptados a obra civil, edificación e industria. Además, desde la creación de la división EADIC BIM Consulting & Solutions, hace más de 7 años, se encarga de realizar proyectos de acompañamiento a las empresas del sector del diseño y de la construcción para la implementación de la metodología y la actualización de procesos en BIM. Asimismo, presta todo tipo de servicios de apoyo en sus distintos contratos, destacan: realización de modelados, soporte en licitaciones BIM y oficina técnica BIM, entre otros.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico