La mafia paquistaní del Raval imponía a sus camellos el pago de 25.000 euros

La organización criminal desarticulada el pasado jueves en el barrio del Raval de Barcelona estaba integrada por una cincuentena de ciudadanos de origen paquistaní que explotaba a compatriotas obligándolos, por la fuerza, a vender droga en los narcopisos. Con la operación Suricat, saldada con 54 detenidos, no solo cayó una red de narcotraficantes sino también un engranaje de trata de seres humanos. Los trasladaban por diferentes rutas que conectaban Pakistán con Barcelona y al llegar a la capital catalana les comunicaban que habían contraído con la organización una deuda, que podía oscilar entre 12.000 y 25.000 euros, según fuentes policiales consultadas por EL PERIÓDICO.

Seguir leyendo….

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico