Los vecinos de la calle Provença, hartos de la Zona Bus de la Pedrera

Vivir al lado de la siempre concurrida Pedrera se ha convertido en un auténtico suplicio para los vecinos de la calle de Provença entre el paseo de Gràcia y Pau Claris. El problema no son tanto los turistas que transitan la calle como los autocares que estacionan en ese tramo desde hace cosa de tres años. Aunque una señal indica que solo tienen 10 minutos para encochar y desencochar pasajeros, muchos chóferes hacen tiempo en este punto con el motor encendido, cuando no dan vueltas a la manzana para evitar la multa del agente encargado de vigilar la Zona Bus.

Seguir leyendo….

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico