Nace WAGGLE, el primer servicio integral y personalizado con cuota fija para mascotas

/COMUNICAE/

La suscripción básica mensual incluye asesoramiento nutricional, entrega a domicilio de la comida y consulta veterinaria, pero se pueden añadir extras como adiestramiento o peluquería. Este servicio, único en España, permite a los pet parents controlar los gastos y centrarse sólo en lo importante: disfrutar con ellas. Los dueños de perros y gatos pueden unirse a la #FamiliaWaggle a partir de un mínimo de 10 euros mensuales

En España existen 6,5 millones de perros y 4 millones de gatos y, según el censo de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC), un 40% de las familias españolas tiene una mascota. Para facilitarles la vida a todas ellas ha nacido Waggle, el primer servicio integral y personalizado para pets que, gracias a una cuota fija mensual, permite a los dueños cubrir las necesidades básicas de los reyes o reinas de su casa.

Waggle es un proyecto lanzado por la firma española especializada en intraemprendimiento y en innovación de modelos de negocio Igeneris y surge con el objetivo de reducir el abandono de las mascotas gracias a una amplia oferta de servicios que facilitan su cuidado.

De hecho, en la actualidad, es el único servicio en España que permite a los dueños de este tipo de mascotas aunar los cuidados en torno a su alimentación, salud e incluso ocio bajo una suscripción mensual con cuota fija que, además, ayuda a controlar los gastos.

“Hasta ahora, los pet parents no contaban con ningún servicio de referencia que cubriera todas las necesidades básicas de su mascota y que les permitiera dedicar más tiempo a jugar o pasear con ella en lugar de tener que dedicarlo a ir a comprar la comida, a resolver dudas médicas o a coger cita en el veterinario… No entendíamos cómo, si un perro o un gato come todos los meses exactamente el mismo producto y la misma cantidad, no había un servicio de suscripción que se encargara de gestionarlo y de enviarlo a casa”, afirma Ignacio Ramírez, fundador de Waggle.

Suscribirse a Waggle es tan fácil como entrar en su web y rellenar un pequeño cuestionario sobre las características de la mascota para calcular la cuota básica del servicio, que incluye asesoramiento nutricional, envío a domicilio de la comida y 1 ó 2 consultas veterinarias para una revisión general, bien en una clínica o en la propia casa del interesado. El número depende de la edad del animal.

Esta cuota fija se calcula en función de las características del perro o gato (peso, edad, actividad diaria, etc.) y a ella se pueden añadir servicios extras como alojamiento, adiestramiento o peluquería. De este modo, Waggle es capaz de cubrir todas las necesidades de la mascota para que sus dueños se olviden de las tareas menos atractivas y se dediquen a lo realmente importante: disfrutar con ella del tiempo que disponen.

Por el momento, Waggle funciona en Barcelona y Madrid, pero está ya en fase de ampliación para llegar a los núcleos urbanos más importantes del país. El objetivo de esta startup es llegar a los 15.000 clientes en su primer año de funcionamiento.

Ahorrar dinero y ganar tiempo
Otra de las ventajas más significativas de Waggle es que, además de poder gestionar todo lo relacionado con su mascota en una sola web y ganar tiempo de calidad para estar con ella, los dueños pueden mantener el control de los gastos asociados a su cuidado, salud y mantenimiento de forma fácil y cómoda.

Y es que, si de media en España tener un perro como mascota cuesta entre 700 y 800 euros anuales, a esto hay que sumar picos o extras que hacen mella en más de una economía doméstica y no siempre se pueden prever. “Nos dimos cuenta de que hay servicios puntuales de veterinario, peluquería o alojamiento cuyo pago no siempre viene bien, por lo que el concepto de una cuota mensual, como la del gimnasio o Netflix, que incluyera todos los servicios para mascotas nos pareció muy interesante”, explica Ramírez.

Un sector en alza
Waggle
está pensado no sólo para beneficiar a los pet parents sino también al sector de las mascotas, donde la digitalización aún no es significativa y en el que muchos profesionales todavía no conocen las ventajas de ofrecer sus servicios de forma online.

Se trata de un sector que mueve, sólo en lo referente a alimentación y servicios veterinarios, más de 2.000 millones de euros al año en España, una cifra muy significativa pero todavía lejana a la del mercado alemán o francés, donde se factura tres veces más.

La senda de crecimiento en nuestro país, no obstante, continúa al alza y prueba de ello es que el comercio electrónico del sector avanza del 20 al 25% anual (lo que supone entre el 5% y el 6% del mercado español). También es relevante que los productos alimenticios para perros y gatos ocupan, desde 2015, las listas de los 15 productos más vendidos en súper e hipermercados.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico