¿Por qué siempre funcionan las opiniones?

Comentarios, críticas, opiniones: distintas formas de llamar a la única y verdadera razón de nuestras elecciones.

Todo el mundo en la vida necesita sentirse importante y poder contribuir en su día a día. Con el tiempo, las empresas se han dado cuenta de que, desde un punto de vista puramente comercial, debían aprovechar esta particularidad. Poco a poco, a medida que funcionaba, cada vez más profesionales decidieron subirse a la ola. Dieron a los clientes la oportunidad de dar su opinión. ¿Cómo? Sencillo, ¡con reseñas!

Piensa en Amazon: todo lo que se vende en la plataforma (¡todo!) puede ser reseñado por los usuarios. Incluso, hay productos Amazon’s Choice, que son una recomendación real sobre qué producto comprar. Tú, el usuario, tendrás más probabilidades de comprar ese producto en lugar de otro. ¿Por qué? ¡Porque Amazon te lo recomienda! Y si lo dice, entonces significa que definitivamente no será una decepción.

Con el paso de los años, las opiniones han ido adquiriendo cada vez más importancia, llegando a desempeñar un papel fundamental en la vida de los usuarios. Baste decir que TripAdvisor ha avanzado mucho desde el año 2000, convirtiéndose en el líder del sector. E incluso en este caso, si TripAdvisor te lo recomienda, entonces puedes fiarte…

Pero no sólo productos o servicios, las opiniones han ido más allá del mero propósito comercial, convirtiéndose ahora también en alimento para el entretenimiento. Pensemos, por ejemplo, en una película en el cine. ¿Por qué hay películas que permanecen tanto tiempo en las salas y otras que se retiran al cabo de un puñado de semanas? ¡Por la crítica! Sí, porque los comentarios de los usuarios son cruciales para saber cuánto ha gustado una película, más allá de las valoraciones de los críticos, que son importantes, pero a menudo no reflejan el gusto del ciudadano.

Incluso plataformas como Netflix o Disney Plus dan la oportunidad de dar una opinión, aunque sea limitada, sobre un producto. Pero, gracias a los algoritmos, a fuerza de poner likes o dislikes, las plataformas conocerán con exactitud los gustos personales del usuario, recomendándole (como es el caso) solo películas o series de su interés. Lo mismo ocurre con los libros. Leemos el título, nos inspiramos, pero luego nos basamos en las opiniones para hacer la compra.

Aunque no nos demos cuenta, en realidad utilizamos las reseñas para todo: elegir un producto, una película, un profesional, un médico, una escort… no, no es broma. Realmente existe una web que da la oportunidad a los clientes de opinar sobre los servicios de una escort. Se trata de Escort Advisor, el primer buscador de escorts con opiniones reales de Europa. Los usuarios eligen un servicio basándose en las experiencias de otros: buscan el perfil de la escort que podría satisfacer sus necesidades, leen las reseñas y, si les convence, la llaman.

Así que apuesta por las reseñas, porque la gente necesita tu ayuda para elegir y seguro que tú harás lo mismo mañana. Pero, recuerda… ¡nada de spoilers!