«Somos el país de Europa con mayor potencial de crecimiento de este sector»

/COMUNICAE/

El Clúster Marítimo Español celebra su primer Desayuno tras la pandemia, con el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, para explicar el papel de su ministerio en la economía azul

El Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, puso de relieve el potencial de la economía azul en España, afirmando que “somos el país de Europa con mayor potencial de crecimiento de este sector”. Durante su intervención en los Desayunos con el Clúster, organizados por el Clúster Marítimo Español (CME), el ministro Albares explicó la importancia del concepto de economía azul para nuestro país aseverando que “en buena medida el futuro de lo que le pase a España pasa por la economía azul”. Un futuro apoyado por el Gobierno de España, con una política que se sustancia en la elaboración de un PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y la Transformación Económica) Naval, que está preparando el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. “Me gustaría trasladar un mensaje de decidida apuesta por el sector naval por parte de este Gobierno, y muestra de ello es la puesta en marcha del PERTE, con el objetivo de transformar la cadena de valor del sector. Uno de los puntos clave del futuro PERTE es avanzar en el desarrollo de la energía eólica marina ante el previsto aumento de demanda de electricidad de los próximos años”, explicó el ministro.

Precisamente, en su intervención inicial, el presidente de honor del CME, Federico Esteve, dio la bienvenida al PERTE Naval, si bien reivindicó que este debería ser un PERTE para la economía azul en su conjunto. “Estimamos que la cadena de valor que se pretende alcanzar con este PERTE podría resultar insuficiente al no incorporar algunos elementos clave del sector marítimo. En la misma línea que otros agentes han manifestado, el alcance de la propuesta debería abarcar, bajo el nombre de PERTE de la Economía Azul, a todos los eslabones de la cadena de valor del sector, no solo incluyendo la construcción y reparación naval, sino también el transporte marítimo, la pesca y la acuicultura, la náutica de recreo, los servicios portuarios, y la industria auxiliar asociada, como propugna la política marítima de la Unión europea”, explicó Esteve.

El mar es esencial
José Manuel Albares comenzó su discurso destacando el esencial papel que desempeñan mares y océanos en las relaciones internacionales y en la acción exterior de España. Según Albares, “no podemos entender nuestra existencia como país y cómo nos proyectamos al mundo sin el mar”. Esta proyección incluye vertientes de planes internacionales, de defensa, intereses económicos, empresariales, etc. Todo ello desarrollado en un marco muy complejo, en el que entran en acción consideraciones económicas, medioambientales, sociales, de seguridad… . “El mar ofrece oportunidades, pero, si no sabemos gestionar sus actividades, puede separarnos. Un caso claro son las tensiones recurrentes en el Mar del Sur de China, que marcan buena parte de las rivalidades internacionales”, indicó el ministro. En este sentido, apeló a la acción a la hora de enfrentarnos a los diferentes desafíos que se nos plantean, poniendo de manifiesto las actividades y desarrollos llevados a cabo por empresas destacadas en el escenario marítimo nacional e internacional, como Navantia o Iberdrola. En esta línea, puntualizó que “lo que se juega en el mar es infinitamente más importante que en tierra”, por lo que la labor que realiza la Armada en el control de los espacios marítimos más inmediatos para España es esencial para la defensa nacional.

Entrando en valoraciones económicas y sociales, Albares resaltó la importante contribución económica del sector marítimo, generando un valor bruto superior a los 32.700 billones de euros y empleando casi a 1 millón de personas. A nivel social, el mar supone un factor clave de la calidad de vida de una buena parte de la población, estando vinculado a la vertebración social y territorial de las comunidades que se nutren de ello. A este respecto y tal y como indicó el ministro, según la Comisión Europea, la economía azul, que engloba a todos los segmentos de actividad relacionados con la mar, supone un volumen de negocio de 750.000 millones de euros y emplea a 5 millones de personas. De entre todos los países europeos, España se posiciona en los primeros puestos de la contribución azul.

Cuidado y gestión de mares y océanos
El medio marino es fuente de riqueza, pero también hay que cuidarlo. Por ello, José Manuel Albares, destacó tres importantes citas que se producirán en los próximos meses a nivel internacional.

La primera de ellas, la One Ocean Summit, celebrada en Francia, se propone el objetivo de apoyar iniciativas internacionales para el cuidado del medio ambiente marino, tales como el impulso a la celebración de un convenio de Naciones Unidas sobre la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica marina en áreas más allá de la jurisdicción nacional; el avance hacia la reducción de la contaminación marina por plásticos, y la creación de un gemelo digital del océano, que sirva para integrar todo el conocimiento científico que se tiene sobre el mismo.

Por otro lado, está la VII Conferencia Nuestros Océanos, un espacio en el que se debatirá acerca de medidas para proteger los océanos y garantizar una gestión responsable de los recursos marítimos y un crecimiento económico sostenible.

Por último, la Conferencia de Lisboa de Naciones Unidas sobre los océanos abordará el creciente deterioro de los océanos, poniendo el foco en la necesidad de adoptar medidas globales.

Acciones nacionales
Centrándose en el caso concreto de España, el ministro quiso resaltar la misión de restaurar los océanos y aguas de aquí a 2030, de forma que se ofrecen oportunidades para realizar proyectos financiados por la Unión Europea para desarrollar una economía hipocarbónica marítima. Además, tal y como ha dado a conocer, España participa en otras iniciativas que auspicia la Comisión, compartiendo estos mismos objetivos. Una de las más importantes es la Estrategia Atlántica, que pretende promover un crecimiento conjunto para el área atlántica de la unión. En este sentido ha anunciado que “seremos nosotros los que organicemos uno de los eventos más importantes de la iniciativa este año, el Atlantic Stakeholders Platform Conference”.

Además, España ha desarrollado en colaboración con la Comisión, con Francia, Malta, Italia… el Westemed, una estrategia conjunta con los países de la ribera sur para el desarrollo de la cuenca mediterránea.

Albares terminó su intervención retomando la importancia de la mar, al asegurar que “los océanos juegan un papel fundamental en la vida de nuestra sociedad y economía, esto es especialmente cierto y será importante en el futuro”.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico