Unas 200 personas arropan a Torra a su llegada al TSJC para declarar por no retirar los lazos amarillos

EUROPA PRESS

  • El presidente de la Generalitat acude al TSJC arropado por su gobierno, Torrent y las entidades independentistas.
  • Se le investiga por un delito de desobediencia.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, antes de entrar a declarar al TSJC.

Unas 200 personas se han concentrado este miércoles ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para arropar al presidente de la Generalitat, Quim Torra, en su llegada para declarar por presunta desobediencia al no acatar la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de retirar los lazos amarillos y las ‘esteladas’ de los edificios públicos.

La ANC, Òmnium, AMI y ACM han convocado una movilización de apoyo a Torra a las 9.30 horas, que ha contado con presencia de alcaldes y de representantes de la sociedad civil y de la cultura catalana.

Torra ha hecho un recorrido a pie desde Arc de Triomf hasta la escalinata de acceso al Palau de Justícia, sede del TSJC, acompañado de miembros del Govern; representantes de partidos independentistas; la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie; el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, y los presidentes de la AMI y la ACM, Josep Maria Cervera y David Saldoni, respectivamente.

Los concentrados han gritado proclamas como ‘President’, ‘Independència’ y ‘Lo llaman democracia y no lo es’, y Torra los ha saludado ante la puerta del TSJC antes de entrar a las 10.21 horas acompañado de sus abogados y su esposa.

Al salir del tribunal, donde está citado en la sala de declaraciones de la Sala Civil y Penal, Torra hará una comparecencia ante los medios de comunicación desde el Palau de la Generalitat.

⬛️⬜️ Entitats i representants del món municipal acompanyem el president @QuimTorraiPla, que d’aquí a pocs minuts entrarà a declarar al TSJC. Hi som per denunciar l’atac injustificat a la llibertat d’expressió. #MakeAMove. pic.twitter.com/JV0qFIZGl3

— Assemblea Nacional 🧭 (@assemblea) May 15, 2019

Torra fue citado en una providencia del magistrado instructor de la causa, Carlos Ramos, el 6 de mayo, después de que el 2 de abril el alto tribunal catalán admitiera a trámite la querella presentada contra él por la Fiscalía Superior de Catalunya por presunta desobediencia.

Tuit de Torra

En un tuit esta mañana, Torra ha avanzado que irá «a acusar al Estado de esta deriva autoritaria» y ha añadido: «Con la libertad de expresión, hasta las últimas consecuencias».

Aquest matí declararé davant el TSJC per haver mantingut la pancarta a favor dels exiliats i presos polítics al balcó del Palau de la Generalitat. Aniré a acusar l’estat d’aquesta deriva autoritària. Amb la llibertat d’expressió, fins a les últimes conseqüències.

— Quim Torra i Pla (@QuimTorraiPla) May 15, 2019

Antes de entrar, en la escalinata del TSJC y junto a su mujer, que le ha acompañado, Torra ha mostrado el pulgar de la mano hacia arriba y ha saludado con la mano abierta a los asistentes.

Defender la libertad de expresión

El presidente catalán ya explicó, al recibir la citación, que ante el juez defenderá la «libertad de expresión» y asumirá las consecuencias en su declaración, y valoró que, a su juicio, la Junta Electoral ha demostrado parcialidad y arbitrariedad en sus decisiones.

En su querella, el fiscal superior de Catalunya, Francisco Bañeres, atribuyó a Torra un presunto delito de desobediencia a resoluciones judiciales o a decisiones u órdenes de la «autoridad superior», cometido por una autoridad o funcionario público.

Según el Ministerio Público, el presidente incumplió «consciente y deliberadamente» lo decidido por la JEC en dos acuerdos del 11 y el 18 de marzo, en los que ordenaba la retirada de banderas no oficiales y símbolos partidistas en cualquier edificio público de la Generalitat, en base al deber de imparcialidad y de actuar al margen de cualquier posición ideológica.

La querella también indicaba que la JEC dictó un nuevo Acuerdo el 21 de marzo de 2019 en el que, después de constatar el «flagrante incumplimiento» de las órdenes, decidió ordenar al conseller de Interior, Miquel Buch, que ordenara a los Mossos d’Esquadra retirar los símbolos.

El fiscal consideró que el mandato de la JEC, como máxima autoridad administrativa en materia de control de los procesos electorales, ha sido reiteradamente desatendido, según él «circunstancia de especial gravedad en cuanto incide directamente en el derecho de participación política de la ciudadanía».

Para él, esta negativa «no puede quedar enmascarada ni por una supuesta voluntad de acudir a otros órganos informantes, que carecen de cualquier competencia», en alusión al Síndic de Greuges, ni por la sustitución de los símbolos por otros que según él pretendían significar lo mismo.

Ir a la fuente

Powered by WPeMatico